PUBLICIDAD Billboard

Vila Joiosa lista para su 28ª concentración motera

La afición por las motos en la Comunidad Valenciana no es algo que se le escape a nadie, y como simple muestra sirva esta veterana concentración que en este 2015 llega a su 28ª edición. Si tras el reciente Gran Premio de Ches­te te has quedado con más ganas del cli­ma que por aquí se respira, lo mejor que puedes hacer es asistir a La Vila, donde el G.T.M. 2 Rodes tiene preparada su con­centración, en la que a buen seguro no te aburrirás y podrás disfrutar de un fin de semana motero de lo más completo.

PUBLICIDAD Content_1

Un año más, esta concentración es pun­tuable para el Desafío MotoDes, que ter­mina su calendario de este año en esta prueba, como también lo es para el Cam­peonato de Mototurismo de la Comunidad Valenciana.

La apertura de inscripciones se realizará desde el sábado a las 12 del mediodía en el Hotel Allon Mediterránea (4*), situado en primera línea de la playa Centro de La Vila. A las cuatro de la tarde se llevará a cabo el Desafío MotoDes, consistente en esta ocasión en una prueba de orientación y cuya participación está abierta a cualquier inscrito. A eso de las seis y media se saldrá del hotel para realizar la Ruta del Chocolate, una dulce ruta visitando la fábrica de Cho­colates Pérez y Chocolates Marcos Tonda.

Ya a las nueve de la noche se cenará un buffet libre en el hotel y, a continuación, a eso de las once, tendrá lugar el concierto con la actuación de un grupo local en la terraza del mismo hotel. Tras el concierto se hará la entrega de trofeos y fiesta con discoteca móvil dentro del hotel, en la que habrá precios espe­ciales para inscritos a la concentración (cubatas a 4€). El domingo se inaugurará a partir de las 8.30 horas, con un potente desayuno en el hotel para los inscritos con alojamiento, que seguro ayudará a mitigar los excesos de la noche anterior.

Tras ello y ya pasadas las diez de la ma­ñana se realizará la vuelta turística por la ciudad y la ruta barítima, para finalmente, a eso de las 12, llegar a la lonja del puerto pesquero de La Vila, como ya es tradición, para celebrar el almuerzo, en el que cada uno podrá comer y beber lo que quiera, con el único límite del hasta que todo se acabe. También será el momento de llevar a cabo el sorteo de regalos, en el que no faltará un estupendo jamón y la hora de las despedidas, pues, desgraciadamente, todo lo bueno se acaba.

Con diferentes posibilidades de inscrip­ción, esta concentración te la puedes or­ganizar de fin de semana completo o de matinal dominical, pero de lo que puedes estar seguro es de que si decides asistir, habrás acertado.

Deja un comentario