PUBLICIDAD Billboard

Victory muestra sus armas

Cinco son los modelos, versiones y colores aparte, con los que el fabricante especializado en motos custom, nacido en 1998, cuenta en su catálogo.

PUBLICIDAD Content_1

Todos con un asiento bajo y una estética muy elegante y muy sobria –a excepción de la Vision, una peculiar rutera-, comparten el mismo motor bicilíndrico en V a 50º de nada más y nada menos que 1.713 centímetros cúbicos, que declara 90 caballos a 4.900 rpm y 14,3 kgm de par a 2.950 rpm.

La Vegas (desde 13.950 euros) es la Victory de entrada a la gama, con horquilla convencional, un disco de freno delantero y neumático posterior de 180 mm de sección.

La Hammer (desde 15.895 euros) es una muscle bike en toda regla, y la más deportiva de la gama: geometrías más cerradas, horquilla invertida, doble disco delantero, etc. Su neumático trasero es un 250, el más grande montado de serie sobre una motocicleta.

La Kingpin (desde 15.900 euros) es similar a la Vegas, pero con plataformas en lugar de estriberas, con guardabarros más envolventes, con horquilla invertida y, sobre todo, con llantas de 18 pulgadas de diámetro (en la Vegas, 21” la delantera y 18” la trasera), aspecto éste último que hace que cambie por completo su comportamiento y manejabilidad.

La Jackpot (desde 18.990 euros) es una Vegas con asiento corrido para conductor y acompañante, con una decoración especial y con el enorme balón trasero de 250 mm de la Hammer.

Por último presentaron la Vision Tour (desde 23.900 euros), la rutera por excelencia de la marca, cargada de serie de elementos como el sistema de frenada combinada y ABS, puños y asientos calefactables, pantalla regulable eléctricamente, ‘control cruiser’ y equipo de música.

Deja un comentario