PUBLICIDAD Billboard

Una casa se queda en medio de una autopista en China

Que una pareja de ancianos plante cara a las autoridades chinas y les impida acabar una autopista ya que no quieren venderles su casa al precio que les ofrecen es tan insólito como admirable. Y las imágenes así lo demuestran.

PUBLICIDAD Content_1

Luo Baogen y su mujer, una pareja de ancianos de la provincia de Zhejiang, se niegan a abandonar su casa ya que consideran que la compensación que les ofrecen las autoridades no es adecuada. Y aunque estas han intentado poner en práctica la política de hechos consumados y han construido la autopista posiblemente confiando en que los ancianos acabarían cediendo, estos han resistido y ahora en China hay una casa… en medio de una autopista. La diferencia entre lo que ofrecen las autoridades y lo que piden los ancianos es de apenas 50.000 euros, cifra ridícula para una empresa constructora de una autopista y los ancianos no están dispuestos a ceder por mucho que ahora se encuentren rodeados de asfalto.

Deja un comentario