PUBLICIDAD Billboard

Un charco con mala leche

Conducir en moto bajo la lluvia no es fácil. Hay que prestar mucha atención al terreno para no deslizar, para evitar los incómodos aquaplaning y para no acabar hundidos en un charco. ¿Qué? ¿Que esto último no os ha pasado nunca? pues el protagonista del siguiente vídeo no puede decir lo mismo.

PUBLICIDAD Content_1

Ajeno a que se dirigía hacia un charco bastante profundo, o bien pensándose que su scooter también le funciona como moto de agua, nuestro amigo en cuestión termina empapado y con su scooter sumergida en el agua.

También es verdad que con el calor de récord que está haciendo en España estos dos últimos meses, más de uno seguro que agradecía un chapuzón de estos.

Deja un comentario