PUBLICIDAD Billboard

Un caballito que termina… ¡con un semáforo arrancado!

Nos desplazamos hasta una concentración de motos en una ciudad de los Estados Unidos, donde los participantes van probando todo tipo de trucos mientras siguen la marcha en medio de la calle. Saltándose semáforos, adelantando por cualquier lado, haciendo caballitos e incluso rodando por la acera. 

PUBLICIDAD Content_1

Está claro que con este panorama algo tenía que suceder, y así fue. Uno de los motoristas estaba realizando un wheelie cuando, de repente, pirde el control y se termina empotrando contra un semáforo… ¡arrancándolo del suelo! Pero la cosa no termina aquí y es que por detrás aparece un coche de policia que había presenciado todo. El accidentado no consigue prácticamente ni moverse, pero sus compañeros no dudan en darse a la fuga y dejar a su amigo solo en frente de la ley.

En fin… todo un espectáculo de unos personajes que en ningún caso pueden ser considerados moteros.

Deja un comentario