PUBLICIDAD Billboard
apisonadora chafa moto

¡¡Socorro!! ¡Llega la machaca motos!

Nada más darle al play, el vídeo muestra una pequeña explicación: «Este vídeo es solo un experimento. La carretera que aparece en él está en construcción«. ¡Ah bueno! Ya nos quedamos mucho más tranquilos… ¡No pasa nada si una apisonadora chafa una moto! Y no por accidente, por despiste… No, no, a propósito, solo por … Leer más

autopista es como una piscina

¡Esta autopista es una piscina!

Cuando nos vamos en moto, las condiciones climáticas nos afectan ¡mucho!

Y no solo por el hecho de que puede dejarnos sin una salida, porque en según qué condiciones es demasiado peligroso.

El problema es mucho mayor cuando esa ‘catástrofe climática’ te coge en la carretera, y sin escapatoria.

Que le pregunten al protagonista de este vídeo que, circulando bajo la lluvia, de golpe se encuentra que la autopista es como una piscina.

El hombre mantiene la calma sobre la moto en la inundación, y sale del apuro. Eso sí, al lograrlo, no puede evitar darle dar gracias, con un toquecito, a su compañera fiel.

adelantamiento suicida con niebla

Adelantamiento suicida en la niebla

No es de extrañar que, en muchas películas de terror, se utilice la niebla como recurso estilístico, y aterrador.

Y es que, pocas cosas hay en el mundo tan aparentemente inocentes, y a la vez tan escalofriantes.

Puedes ir circulando normalmente sin problemas, tranquilo, a tu ritmo porque la niebla no te ofrece una buena visibilidad y, sin comerlo ni beberlo, te llevas el susto de tu vida.

Eso le pasa al motorista del vídeo. Él circula correctamente por su carril, aparentemente a una velocidad correcta, y de repente, de la nada, se encuentra un coche de cara.

Lo que hacía ese conductor casi podría calificarse como un adelantamiento suicida con niebla, o asesino…

Porque, en vez del inconsciente conductor del coche, el muerto podría haber sido el motorista.

muro encima a un motorista

Tiran un muro sobre un motorista

Por si moverse en moto entre el tráfico no fuese ya lo suficientemente peligroso, cuando nos encontramos con obras aún tenemos que agudizar más nuestros sentidos. Pero tirar un muro encima a un motorista, ya es demasiado.

Y no es el único que va por esa calle. Justo en sentido contrario transita otro hombre felizmente con su scooter, además también había un obrero que, asustado, también acaba dando un salto atrás.

El descuido o poco cuidado del manipulador de la grúa, bien puede haberle costado la vida al motorista a quien, sin comerlo ni beberlo, le tiran un muro encima. Un muro que, dicho sea de paso, tiene unos cuantos metros de largo y buen grosor, por lo que pesará lo suyo.

Desconocemos si habían indicado correctamente la zona y si habían prohibido el paso -cosa que dudamos por el comportamiento del obrero vestido de azul, y porque se ve movimiento al final de la calle-, pero aún así, aunque sí lo hubiesen señalizado, antes de tirar el muro se tendría que haber asegurado de que no pasaba nadie.

moto flotando rio abajo

¡Mi moto está flotando rio abajo!

De este vídeo podemos aprender varias cosas, y la primera es que en las rutas hay que ser muy precavido. Si tienes que cruzar un río, un puente, o cualquier otro elemento natural u obra del hombre, antes de lanzaros debéis aseguraros de que es seguro, o podéis encontraros con que la moto se va río abajo.

En esta ocasión la imprudencia no queda más que en un susto, pero… ¿y si en vez de llevarse solo la moto, la corriente su hubiese llevado también al piloto? Entonces el vídeo ya no sería tan gracioso.

Y por otro lado, no es la primera vez que publicamos un vídeo en el que vemos a una persona en apuros. Y claro, para poder tener y ver ese vídeo, es inevitable que haya alguien grabándolo. Lo más triste del asunto es que, mayormente, los improvisados cámaras son amigos o incluso familiares que prefieren echarse unas risas e inmortalizar el mal trago, que salir en la ayuda o incluso rescate del afectado.

En este vídeo se vuelve a repetir lo mismo. Vale que decidirse a cruzar el río sin asegurarse es una imprudencia, pero el amigo que está gravando, bien podría haberse preocupado por echar una mano.

Ser motero, consiste en mucho más que dar gas y quemar gasolina. Se trata de disfrutar de la conducción, de disfrutar de los paisajes, y de crear un lazo de unión entre nosotros y ayudarnos cuando sea necesario, ¡incluso si su moto se va río abajo!