PUBLICIDAD Billboard

Suzuki RM-Z 450 2015: Las mil caras

 La Suzuki RM-Z 450 es una moto realmente polifacé­tica, una chica que tanto puedes hacer rodar por un circuito de cross como por una pista de dirt-track, con los obligados cambios técnicos, claro. Es una moto de la que debemos elogiar, entro otras virtudes, la máxima polivalencia obtenida a partir de un modelo nacido para el motocross. Sin ir más lejos, también en nuestro país se han elabo­rado a partir de esta buena base una amplia serie de unidades competitivas que pueden afrontar con garantías los primeros lugares en otras disciplinas como el enduro, raids-bajas, supermotard, dirt-track y también freestyle.

PUBLICIDAD Content_1

Y que ello sea posible no es cuestión del azar, sino fruto del buen compromiso entre el grupo termodinámico y la parte ciclo, factores deci­sivos para desarrollarlo en diferentes frentes.

La puesta en escena y recepción por parte de Suzuki nos la presenta Ángel Grau (Motos Grau) en su hospitality, perfectamente acondi­cionado y con todos los medios para afrontar dos extensas jornadas de pruebas para todas las variantes RM-Z450. La estrella del acon­tecimiento por motivos obvios es la hermana mayor, que aporta grandes evoluciones para 2015. Podemos hablar de igual forma y distin­to fondo. Es verdad que desde 2008 la línea de la Suzi no ha variado prácticamente, pero su fon­do, sí, se han evolucionado puntos de gran importan­cia que le dan otro carácter y comportamiento que nos hace olvidar sus modelos anteriores.

Nuestro diablo amarillo ha abandonado el infierno para entrar en el paraíso del complejo de Rufea-Llei­da, sin lugar a dudas, uno de los mejores circuitos de nuestro país, con pista de dirt-track, freestyle y perfectamente regentado por el Moto Club Segre.

Dulzura

Los japoneses aún nos hacen sufrir con el anhe­lado y práctico pedal de arranque, pero en 2015, Suzuki ha dado un paso más, ya que la puesta en marcha es una dulzura. ¡Un bebé podría arrancar­la! Ello se ha conseguido alargando la palanca, rediseñando el sistema de descompresión (se ha eliminado el gatillo) y modificando y mejorando los engranajes. El cambio ha sido radical, ya no sufri­remos más cuando se nos pare la RMZ. Una vez en marcha, nos dirigimos a la resbaladiza parrilla de salida, tenemos que descubrir otra gran novedad y ansiosos insertamos el modo A del launch control o S-HAC (Suzuki Holeshot Assist Control) y otra vez la palabra dulzura nos invade. Es impresionante, la ejecución con máxima potencia nos permite trazar una línea recta con las ruedas pegadas al suelo, un diez, y como se dice en el argot, una buena salida es media manga. El modo B más agresivo lo utiliza­remos para terrenos de mayor tracción, pero el A es el que sin lugar a dudas nos puede ayudar.

Nuestra amiga siempre ha destacado por ser muy manejable. La posición de conducción con manillar bajo requiere un par de vueltas para adaptarse, pero a continuación el juego se desata. En el nuevo mo­delo la comodidad ha mejorado y esta manejabilidad ha aumentado gracias a un chasis 4 % más livia­no evolucionado profundamente para acoger una tercera gran novedad, la horquilla invertida Showa SFF-AIR, el arma letal oleoneumática. Este conjunto ha mejorado mucho respecto a 2014 y ahora apre­ciamos una parte ciclo más reactiva que nos facilita la entrada en las curvas cerradas (ralentizando el rebote) y con la posición más baja nos permite tra­zar con más soltura las roderas interiores. En el aire se ha ganado sobre la base anterior, muy buena, y ahora se maneja con mayor precisión y efectividad que transforma esta nueva 2015 en una compañera más viva y juguetona.

Evidentemente tenemos que hablar de otra serie de sensaciones, pero éstas quedan muy condicio­nadas a la puesta a punto de la nueva SFF-AIR, hor­quilla que se puede amar u odiar, pero nosotros nos decantamos por la primera opción. En esta prueba disponíamos de dos unidades, una sacada de la caja y otra ya rodada y puesta a punto, dos motos opuestas; efectivamente, esta horquilla sin muelles (tres cámaras de aire comprimido independientes), con función precarga en la derecha y función hidráu­lico en la izquierda, debe estar (con la simple ayuda de una bomba de aire) muy bien ajustada para que nos permita extraer el máximo jugo a esta 450. La mejora es indudable, pasamos de una moto dura, rebotona y difícil de conducir a gran velocidad a una moto estable, cómoda y con gran aplomo que nos da la seguridad necesaria sobre todo en zonas rápidas. La ligereza de la SFF-AIR (menos de 1,1 kg) y el competitivo amortiguador trasero, que no merece la menor crítica, forman un buen tándem que elogiar. Una vez puesta a punto nos recuerdan las pata negra Factory, que absorben los peque­ños baches con dulzura y los grandes impactos con autoridad.

Como nota, comentaremos que no hay que temer que una posible rotura de retenes pueda afectar al rendimiento de la horquilla, debido a que la cámara más próxima funciona a presión atmos­férica.

Se ha dicho desde hace años que el motor de la Suzuki 450 es una pequeña joya, un referente en la categoría, y este nuevo modelo lo reafirma y lo mejora ofreciendo un perfecto compromiso entre potencia y suavidad. Nada más empezar, notamos una mayor finura en el cambio, con mayor precisión y rapidez, resultado de la nueva configuración de ejes y engranajes. Posteriormente, una vez aumen­tamos el ritmo, la sensación es de más control, el par a bajo régimen ha mejorado sustancialmente con respecto al modelo anterior y su respuesta es mas lineal, también consecuencia del nuevo redi­seño del árbol de levas. Ha aumentado la facilidad de utilización en zonas de poca velocidad y, aún más, ha aumentado la potencia.

PUBLICIDAD Content_2

El resultado nos da un buen equilibrio que agra­decerán pilotos de menor experiencia y dará plena satisfacción a pilotos confirmados. La Suzuki RM-Z 450 2015 nos propone la oportunidad de adecuarla a nuestra conducción y obtener gran­des sensaciones a todos los niveles, con una par­te ciclo muy viva y estable y con un motor muy completo y graduable, pero, eso sí, con un punch realmente Factory. 

 

Échale un vistazo a la ficha técnica de la Suzuki RM-Z 450 2015.

 

Deja un comentario