PUBLICIDAD Billboard

¡Somos pilotos, no delincuentes!

“Está prohibido ir en moto por prácticamente todos los sitios que no sean carreteras, así que la situación es muy complicada. La práctica abusiva no es buena, pero creo que tampoco tiene sentido que no puedas circular por fincas privadas, cortafuegos o senderos abandonados”, comenta Alfredo Gómez. “Es muy injusto que mucha gente piense que casi somos delincuentes, que vamos destrozando la montaña. Amamos la naturaleza y estamos cuando hay que ayudar. Además, una moto de trial hace un efecto mínimo”, completa Adam Raga. Dos campeones del mundo de trial sin un lugar propicio donde entrenarse.

PUBLICIDAD Content_1

Así de contundentes se han mostrado dos de nuestros referentes del off-road ante la situación, cada vez más complicada, que viven nuestros pilotos para poder entrenar en el campo, bosques y zonas rurales.

Una limitación que complica el desarrollo de estas actividades, el futuro de los deportistas y que les ha obligado a buscar alternativas, como el Red Bull Scrapyard, un lugar que han confirmado como «el más increíble en el que hemos montado en moto». De esta forma, y también con un carácter algo reivindicativo, Raga y Gómez han viajado hasta el corazón del desguace de maquinaria más grande de Europa, en Benavente, para demostrar lo que son capaces de hacer. 230.000 metros cuadrados que ninguno de los dos ha desaprovechado.

A continuación podéis disfrutar del vídeo protagonizado por ambos pilotos. La historia es la siguiente: tanto Adam como Alfredo huyen de las fuerzas de seguridad hasta el cementerio de maquinaria para entrenar. Una vez dentro siguen sin estar a salvo ya que son descubiertos por la seguridad del recinto. ¿Conseguirán escapar entre excavadoras, pinzas mecánicas y los restos de estas máquinas que vivieron tiempos mejores? ¡Descubridlo vosotros mismos!

Deja un comentario