PUBLICIDAD Billboard

Scooters en la campaña por la alcaldía de París

El pasado domingo se celebró la primera vuelta de las elecciones municipales en Francia, en las que la candidata socialista a la alcaldía de París se vio superada por la conservadora Nathalie Kosciusko-Morizet, que le sacó un punto y medio de ventaja.

PUBLICIDAD Content_1

La balanza para la segunda vuelta, sin embargo, parece más favorable para Hidalgo, especialmente después de que la socialista haya pactado con Los Verdes las listas para la segunda vuelta.

 

¿Y qué tiene que ver esto con las motos?

Pues que además de afinidades y distancias entre partidos de derechas y de izquierdas, uno de los factores que han contribuido al pacto entre el Partido Socialista y Los Verdes es el programa de movilidad de la alcaldesa socialista, donde tienen un papel importante las motos.

El programa de Hidalgo prevé sustituir los vehículos privados por otros de uso compartido, de titularidad municipal, y en pleno episodio de contaminación en medio de la campaña, quiso añadir al Vélib (bicing para entendernos) y al Autolib (carsharing) el Scootlib. Una propuesta que inicialmente habían lanzado sus aliados ecologistas y que también habían recogido miembros del equipo de su rival.

El proyecto que ha incluido Hidalgo en su programa es mucho más ambicioso que los que ya funcionan en Barcelona, que a través del Motit tiene repartidas unas 250 motos por la ciudad, y en San Francisco, donde apenas hay unos 50 scooters.

Así, en plena campaña, Hidalgo anunció que su proyecto prevé poner a disposición de los parisinos entre 3.000 y 5.000 scooters repartidos en 700 estaciones. Los vehículos se alquilarán por entre 3 y 10 euros la hora, además de una cuota mensual, e incorporarán cascos regulables y regularmente desinfectados.

Deja un comentario