PUBLICIDAD Billboard

Poseído por la mala suerte

A menudo nos encontramos conductores sin pies ni cabeza, que realizan giros muy peligrosos. El resultado es una dolorosa caída para esta familia que circulaba en una moto.

PUBLICIDAD Content_1

El primer impacto contra el suelo es fuerte. Cae la familia, uno encima del otro, y además la moto también les golpea.

Afortundamente todos se levantan por su propio pie. Pero cuando el padre intenta encender la moto de nuevo, esta se descontrola y empieza y circular sola hasta chocar contra otro coche… 

Y parece ser que el coche que inició todo este percal se da a la fuga. Un día para olvidar.

Deja un comentario