PUBLICIDAD Billboard

¡Por los pelos! Suerte que el enlatado iba atento

Qué susto se mete el protagonista de este vídeo que no es consciente de que la carretera no es sólo para él y a punto está de comerse al coche que viene de cara. Suerte tiene que el del automóvil está atento y, por muy pero que muy poco, consigue esquivar al motorista.

PUBLICIDAD Content_1

Después del susto, lo único que puede hacer es agradecer al conductor del coche los reflejos y sangre fría que ha tenido para apartarse de su trayectoria. Buen gesto que demuestra el susto de un hombre que ya se veía volando por los aires.

Deja un comentario