PUBLICIDAD Billboard

Pfeiffer dice adiós a las acrobacias

‘Pfeiff’, como cariñosamente se le conoce en el mundillo, se retira. Así lo ha anunciado él mismo en las redes sociales. El alemán ha sido breve en sus explicaciones. Le cuesta cada vez más estar al más alto nivel y por ello prefiere dejar el camino libre para pilotos más jóvenes. Su carrera profesional en el ‘stunt riding’, esa especialidad en la que lo que importa es qué acrobacia eres capaz de hacer con una moto, llega a su punto y final, pero que de ninguna manera dejará de montar en moto, pues eso es para él “su vida”.

PUBLICIDAD Content_1

Pfeiffer estudió biología, aunque al verlo pilotar parece que más bien estudió física. Más que nada por la increíble facilidad con la que desafiaba sus leyes. Sus inicios, en los 90. Pero fue en el torneo ‘Stunt Wars’ de Florida en 2004 cuando ‘Pfeiff’ empezó a demostrar por qué es para muchos el mejor stunt rider de la historia. Y es que allí logró dar un “115-degree wheelie”, 50 grados más que lo que se creía que era posible hacer con una moto. Aquella hazaña le valió para llevarse el torneo, así como para establecer un nuevo récord Guinness.

En los últimos 20 años Pfeiffer ha realizado miles de espectáculos alrededor del mundo: ¡en 94 países! Y además ha conquistado cuatro veces el Campeonato del Mundo de Freestyle Stunt. Si a eso le sumamos sus cuatro triunfos en el Red Bull Hare Scramble en Erzberg (Austria) o que es la única persona que ha ‘trepado’ en moto a la escalada de nivel de tres de Via Tina en Arco (Italia) entenderéis la magnitud de su figura.

Os dejamos con uno de esos videos en los que Pfeiff enseñaba de qué era capaz sobre una moto y con los que además de ganarse el corazón de los aficionados contribuyó a popularizar el stunt riding.

Deja un comentario