PUBLICIDAD Billboard

¡Pero por dónde vas!

Parece mentira pero da la sensación que hay conductores que se piensan que las carreteras son solo para los coches y que, o fingen que no existen los motoristas o directamente son unos inconscientes.

PUBLICIDAD Content_1

Como prueba de ello tenemos este susto que se llevó el otro día un motorista cuando circulaba tranquilamente por su carril en una carretera convencional. De golpe se encuentra con un coche de cara en dirección contraria tratando de realizar un adelantamiento que a punto está de arrollarle. El vehículo pasa rozándole y casi ni se percata del peligro que estaba provocando.

Nos alegramos de que el motorista se encontrara, nunca mejor dicho, con la suerte de cara, pero evidentemente lamentamos la poca consideración que tienen algunos conductores con los que llevamos moto.

Deja un comentario