PUBLICIDAD Billboard

¡Orellana, campeón de la European Junior Cup!

Orellana lo ha conseguido. Tras su experiencia con once años en la Rookies Cup -donde se rompió una clavícula-, acabar tercero en la European Junior Cup que se disputó con KTM -con victoria incluida en Motorland- y repetir en la siguiente edición con las Honda CB 500. “Un año desastroso», recuerda, «me tiraron dos veces y estaba muy descentrado. Estuve a punto de dejar las carreras porque pensé que para hacer el octavo me quedaba en casa”. Pero volvió al ataque y no dejó de entrenar arropado por el  Centro de Tecnificación del Gobierno Balear y la Escuela Balear del Deporte.

PUBLICIDAD Content_1

El pasado fin de semana en Jerez sufrió hasta la última curva, en la que le explotó el radiador y casi se va al suelo. Pero acabó en el podio en una temporada en la que ha ganado cuatro de las siete carreras programadas. “Ha sido un año difícil, pero ha sido genial finalmente obtener el campeonato. En la primera parte de la carrera, que se interrumpió tras una caída, estaba demasiado nervioso. En el reinicio sabía que tenía que quedarme con los líderes, así que tiré fuerte junto a ellos. En la última curva me di un buen susto y casi me caigo. Miré detrás de mí y vi que estaba solo así que pude celebrar el campeonato”.

La unificación Superstock y Supersport

El paso lógico tras esta victoria sería poder estar en Superstock con el equipo Honda al igual que hizo su colega Augusto Fernández, que tras ganar el año pasado la EJC, este año está en STK 600, donde precisamente en Jerez consiguió un brillante segundo puesto detrás de Rinaldi.

Ambos pilotos forman parte de un numeroso grupo de jóvenes cuyo futuro en el escenario del campeonato del mundo de Superbikes se tiene que definir. La idea de la organización es unificar Superstock 600 y Supersport. En cierto modo es lógico puesto que el programa de las pruebas del mundial es demasiado intenso con hasta seis carreras: EJC, Superstock 600, Superstock 1000, Supersport y dos carreras de Superbike. Además, si tenemos en cuenta que el campeonato debería seguir la tendencia del mercado, las Supersport, que en el pasado fueron súper ventas, a día de hoy han bajado mucho su cuota. Esta unificación se pretendía llevar a cabo el próximo año pero no será así pues muchos equipos ya tienen su programa definido. Además Pirelli no está de acuerdo con hacer un cambio tan importante con tan poco tiempo de antelación. Así que lo más probable es que la unificación de la clase, en la que se pretende que los equipos tengan más nivel que algunos de los que pueblan actualmente el paddock, llegará en el 2017.

Y junto a esta nueva categoría que será un “mix” entre las Superstock y las Supersport, a partir del 2017 afortunadamente no faltará la European Junior Cup, pero no se disputará con las actuales Honda CBR 650 F. Todo apunta a que llegarán las motos de 300 c.c. que tanto éxito están teniendo en países asiáticos.
 

Deja un comentario