PUBLICIDAD Billboard

Marc se rompe la mano, Jorge se lesiona el hombro, Rossi se azota en Motorland…

Ayer domingo se conocía la lesión en el hombro que se había producido Jorge Lorenzo mientras entrenaba. «No es nada serio», nos decían desde el equipo cuando llamamos para confirmar la noticia. «Es cierto que Jorge se ha dado un golpe en su hombro izquierdo mientras entrenaba, pero según las noticias que tenemos los médicos le diagnosticaron un esguince de grado 1, asegurándole que estará al 100% para Motegi». Al parecer, así nos lo dijeron, la lesión se produjo mientras Jorge entrenaba con una de las minimotos con las que él suele hacerlo.En cualquier caso, lo dicho, sobre el papel Jorge comenzará este viernes los entrenamientos en plenas condiciones.

PUBLICIDAD Content_1

El incidente de Lorenzo viene a sumarse al de Marc Márquez -fractura del quinto metacarpiano de la mano izquierda- y a la fuerte caída que sufrió Valentino Rossi durante las pruebas Michelin el día después del pasado GP de Aragón. Es decir, los tres protagonistas de la temporada se han visto involucrados en accidentes fuera de los GGPP que perfectamente podría haber comprometido los tres GGPP encadenados -Japón, Australia y Malasia- que comienzan este fin de semana en Motegi. Resulta llamativo el hecho de que estos incidentes se estén produciendo justo en el momento más importante de la temporada, especialmente en el caso de los dos pilotos de Yamaha. ¿Casualidad o consecuencia de la tensión de estar jugándose el campeonato?

Da la sensación de que en vez reservarse, administrarse, cuidarse o como quiera llamarse de cara al importante y decisivo triplete que tienen por delante, los involucrados combaten su ansiedad entrenando a tope. Obviamente ellos y sus preparadores físicos saben muy bien qué están haciendo y sin duda saben más que nosotros, pero desde fuera se me ocurre que lo que está en juego en las tres carreras seguidas que se van a celebrar es lo suficientemente importante como para «andarse con cuidado».

¿De verdad que a estas alturas del campeonato necesitan entrenar tan a saco? ¿No están ya suficientemente en forma y con ritmo después de ocho meses de competición y catorce GGPP?… Es sólo una reflexión, porque doctores tiene la iglesia que saben más que nosotros de esto.  

Deja un comentario