PUBLICIDAD Billboard

Los tanques, peligrosos incluso sin disparar.

Los tanques pueden ser peligrosos incluso sin utilizar las armas. El conductor de esta moto no debió creer lo que le estaba sucediendo. Se detuvo tras otro coche por un atasco, o circunstancias diversas, cuando otro vehículo choca con él sin poder evitarlo. 

PUBLICIDAD Content_1

Es de suponer que el conductor del vehículo que causa el accidente estaría despistado sin prestar atención a la carretera observando la caravana de tanques que pasaban por el carril opuesto. Por suerte el conductor de la moto, tras recibir el impacto, no va a parar al carril de circulación en sentido contrario. 

Hay que conducir poniendo atención a la carretera y el tráfico que nos rodea, pero no centrar tanto la atención en el carril contrario, o la situación podría tener un final mucho peor.  Afortunadamente el impacto no deriva en un accidente en cadena: la segunda moto, situada a la derecha, puede detenerse en el arcén y la moto accidentada no colisiona con el coche detenido más adelante.

Deja un comentario