PUBLICIDAD Billboard

Las altas temperaturas, tan peligrosas como el alcohol

Cuando la temperatura medioambiental alcanza los 30 grados centígrados se incrementan en un 20 % los errores de conducción y en un 22 % el tiempo de reacción. Esta merma en nuestras capacidades son equivalentes al consumo de alcohol, y más concretamente, a conducir con 0,29 gr/l de alcohol en sangre.

PUBLICIDAD Content_1

Asimismo, el calor también provoca una disminución del 10 % en la atención, afectando tanto a la asimilación de la información como a la agudeza visual. Las altas temperaturas no sólo son perniciosas para la rápida gestión de información, sino que también afectan a nuestro estado psicofísico, provocando fatiga, incrementando el tiempo de reacción e incluso agresividad.

Otro aspecto a tener en cuenta, es que el calor puede derivar en deslumbramiento, que es la cusa de alrededor 3.500 accidentes en España.

Para evitar incrementar estos síntomas es fundamental contar con la ropa técnica adecuada y adaptada a la época estival, descansar frecuentemente cada 200 km o 2 horas de trayecto, y conducir en los periodos del día con menor irradiación solar. Además, es conveniente estar correctamente hidratado, refrescarse la cabeza con agua y evitar en lo posible el consumo de bebidas alcohólicas. Más en www.cea-online.es.

Deja un comentario