PUBLICIDAD Billboard

Increíble el diseño ganador de Glemseck 101

Una moto sin carrocería, un estrecho depósito y un asiento aún más pequeño fue la vencedora  de una nueva edición del festival Glemseck 101. Esta motocicleta construida en los talleres de Berham fue una de las dieciséis constructoras invitadas para competir en las famosas series de Glemseck, ‘Poets of Sprint’.

PUBLICIDAD Content_1

Martien Delfgaauw, propietario de Berham Customs, cuando fue informado que sería uno de los invitados en la edición del 2016, ya supo cómo empezar a construir la futura motocicleta ganadora gracias a un cuadro de 1984.

El motor elegido para construir esta moto fue el de la Suzuki GCS1100, del año 1981 y en perfecto estado de conservación. Después de tener el motor, el siguiente paso fue la construcción en torno a él con la instalación de unas horquillas de serie recortadas de la Suzuki GSX.

Martien Delfgaauw afirmó que “poco a poco nos dimos cuenta que seríamos carne de cañón para los demás equipos”, hecho que lo tomaron como algo positivo para invertir aún más horas en vez de dinero.

En el desarrollo de la moto, decidieron desechar el motor de arranque y reemplazarlo por un par de barras de empuje situadas detrás del asiento. El alternador también fue sustituido por una betería de iones de litio y para seguir con esa pérdida de peso, se instaló un depósito de aluminio con capacidad de 1,5 litros. Con todas esas modificaciones, el peso final fue de 168 kilos.

Delfgaauw también afirmó que no sabían qué cantidad de caballos de potencia tenía la moto, pero que después de realizar las pruebas, se dieron cuenta que habían creado una moto muy potente y completa, de tal forma que se llevaron el premio  de Glemseck 101

Deja un comentario