PUBLICIDAD Billboard

Este motorista es un cabeza dura

Este chico es un cabeza dura en el sentido figurado y literal. Primero por conducir su motocicleta sin casco alguno y segundo porque sobrevive el impacto con la cabeza como si nada.

PUBLICIDAD Content_1

La velocidad a la que choca contra el coche aparcado parece bastante alta, y encima sin un casco, hace pensar que de esa no va a salir por su propia cuenta. Llegando a agujerar el cristal trasero del vehículo estacionado con fuerza. Pero, sorprendentemente, se levanta por su propio pie algo aturdido por el golpe y desatasca la moto para continuar con su trayecto. Un tipo con muchísima suerte… y una cabeza dura, casi tanto como la cara. Pues ni corto ni perezoso, arranca y se va. La gracia que le va a hacer al dueño del coche.

Deja un comentario