PUBLICIDAD Billboard

El regreso de la Suzuki DL 1000

 

PUBLICIDAD Content_1

El segmento de las big trail es uno de los que mejor salud gozan en estos días de tempestad económica. Modelos pensados para viajar, ya sea por asfalto o tierra, pero también para poder ser usados incluso en el día a día. Suzuki, sabedora de ello, ha decidido con buen criterio volver al segmento, tras el éxito conseguido con su DL 650.

En el pasado salón Intermot pudimos admirar su última creación, aunque aún en estado de prototipo. Se trata de una trail con clara vocación asfáltica, con llantas, neumáticos y suspensiones más enfocados a la carretera que al campo, pero con una clara vocación turística que se puede ver en el énfasis puesto en algunos detalles. El asiento más acolchado, la cúpula ajustable, los anclajes integrados para las maletas o la toma de 12V son algunos ejemplos de ello.

La moto se basa en el conocido bicilíndrico en V a 90º de 1.000 cc, con las culatas pintadas de rojo, pero totalmente rehecho y puesto al día, y con un nuevo control de tracción del que todavía no hay detalles. El chasis es un doble viga de fundición de aluminio, con una horquilla invertida, monoamortiguador posterior con bieletas y un sistema de frenado dotado de ABS, con pinzas delanteras radiales.

No han trascendido más detalles sobre la V-Strom 1000, pero lo que está claro es que será una trail touring muy bien preparada, y que seguramente aún nos deparará alguna sorpresa más.

Deja un comentario