PUBLICIDAD Billboard

¿Dulce o seco? El mundial de SBK se decide en Jerez

Jerez es sinónimo de vino, sea dulce o seco; flamenco, la feria del caballo, sus bodegas, señoritos, alegría, pescadito y motos. Muchas motos.

PUBLICIDAD Content_1

Tradicionalmente unida a la historia de los Grandes Premios de los últimos tiempos, las Superbikes también tiene su espacio pero siempre han quedado eclipsadas por el fenómeno de MotoGP. Una categoría que no se entiende sin una de las pruebas más emblemáticas del campeonatoen su calendario.

Pese a todo sólo tres años más tarde (1990) de que arrancara el mundial de las motos derivadas de serie, el precioso circuito andaluz, que desde mi punto de vista sigue siendo de los trazados más bonitos del mundo, albergó una prueba que se adjudicó el francés Raymond Roche. Un año después la prueba española se disputo en el Jarama. Adiós al circuito de Jerez. Y después de que Jerez desapareciera del mapa entre las carreras de las motos derivadas de serie, tuvimos dos pruebas: Jarama y Albacete. En Albacete fue donde realmente las carreras de motos de cuatro tiempos, en una época en la que las dos tiempos dominaban en MotoGP, se encontraron a gusto. Más que en Jerez. En el pequeño circuito de La Mancha Fogarty fue el rey indiscutible, las Superbikes se quedaron hasta 1999 y desde entonces (2000) hasta el 2010, la prueba española se instaló en Valencia. Lo cierto es que en el Circuito de Cheste las Superbikes tuvieron una relación tan complicada como los sucesivos cambios de dirección en la organización del Circuito Ricardo Tormo: una montaña rusa a la valenciana.

Desde el 2011 estamos en Motorland. Un circuito espectacular en un  marco único, donde al público le cuesta venir. Unos dicen que el de Motorland es un circuito con una situación geográfica privilegiada pues esta cerca de todos sitios, del norte, del centro, Valencia, Cataluña. Otros opinan que por el contrario esta lejos de cualquier parte.

Y de nuevo Jerez. Desde el 2013 es junto con Motorland la segunda prueba del calendario. Este año se disputa gracias a la buena voluntad por parte del nuevo consistorio y según Mamen Sanchez, su alcaldesa socialista, a que Dorna asumirá el canon correspondiente. El gobierno saliente (PP) tiene otra opinión al respecto y nosotros, no entraremos en detalles. Unicamente somos testigos de que al igual que Albacete o Valencia y del mismo modo que sucede en muchísimos ámbitos (¿todos?), las Superbikes van íntimamente ligadas a los cambios de gobierno y sus malabarismos, para poder seguir en un país como el nuestro de gran tradición y cultura en MotoGP.

Buen espectáculo

Independientemente de que afortunadamente se ha podido conservar la prueba de Jerez, de que dicen que esta seguirá el próximo año si aparece un patrocinador y que se disputará en otra época del año, es innegable que el programa de este fin de semana en el que Rea se proclamará campeón del mundo si consigue acabar sexto en cualquiera de las carreras, es completo y atractivo. Un total de seis carreras Superbikes (2), Supersport, Superstock (2) y European Junior Cup, con protagonistas españoles en todas ellas, destacando las posibilidades de Jordi Torres en Superbikes. El piloto de Aprilia luchará por su primera victoria en la categoría después de estar en el podio en dos ocasiones.

Deja un comentario