PUBLICIDAD Billboard

Bordone-Ferrari: Un sueño de sólo 365 días

Y algunos creerán que más que soñador, lo que Renato Ferrari hizo fue enrolar a un montón de buenos pilotos y –más que eso, buenas personas-, en un proyecto con un futuro más que incierto. Un futuro con fecha de caducidad, desconocida en el momento de su puesta de largo, y que al final han resultado ser 365 días mal contados después de su presentación oficial. Se ha terminado el ‘Bordone-Ferrari Racing Team’.

PUBLICIDAD Content_1

Un proyecto ostentoso, demasiado, que nunca pareció tener los pies en el suelo, una ambición faraónica. En su presentación en Barcelona, Ferrari reconoció tener un presupuesto de “más de 3 millones de euros”, aunque quizás esa cifra nunca ha acabado saliendo de la cartera del arquitecto y la heredera del constructor Bordone, sobretodo si tenemos en cuenta que sus principales protagonistas, los pilotos y sus mecánicos, han acumulado más de medio año sin ver un euro de la nómina que les prometió la sociedad que montó Ferrari con la gestora de una importante inmobiliaria y heredera de Bordone, Nicoleta Elisa Altieri.

El Bordone-Ferrari logró un importantísimo resultado que dio alas a la formación: sus cuatro pilotos terminaron el Dakar 2012, siendo Viladoms el mejor clasificado, cuarto y Botturi el mejor debutante. Posteriormente, en el Mundial de Raids, Jordi Viladoms se mostró como el más regular, consiguiendo la victoria en el Rally Cerdeña. Pero todos estos éxitos empezaron a quedar rápidamente olvidados. Llegó la crisis.

Después del verano 2012, justo después de presentar con todo bombo y platillo la MiOne, la que tendría que ser la primera de las Bordone-Ferrari, uno de sus mejores pilotos del equipo de Enduro, Thomas Oldrati, dejó el equipo argumentando impago. Fue la primera advertencia que algo no funcionaba. En octubre, sólo Jordi Viladoms pudo tomar parte en el Rally Faraones; ni Gerard Farrés, Paolo Ceci, Chaleco López o Alessandro Botturi –éstos últimos participaron en el Rally Marruecos con lo justo-. Y en noviembre empezaron las deserciones: Farrés, Viladoms, Chaleco… y ahora es Alessandro Botturi el que también abandona la nave que, finalmente, no irá a ninguna parte.

Afortunadamente, Farrés, Chaleco y Viladoms han encontrado la manera de poder participar en el rally más duro del mundo. Botturi está en conversaciones con un par de marcas (KTM y Honda) para ver si tiene cabida en algún equipo satélite. Paolo Ceci no se ha pronunciado, aunque él ya tenía complicado ir al Dakar este año.

Continuará… (y van…)

Deja un comentario