PUBLICIDAD Billboard

BMW y el TT de la Isla de Man, 75 años de historias

La Isla de Man, esa pequeña isla del Mar de Irlanda, cada año es el centro de atracción para los fanáticos de las motos de todo el mundo. Entre mayo y junio, desde 1907, allí se celebra el conocido Tourist Trophy, la carrera más antigua y peligrosa del mundo. Pero solo los más entendidos conocen que en el mes de agosto los amantes de las carreras de clásicas tienen una segunda cita, el TT Classic, que este año se celebró del 20 al 29 de agosto.

PUBLICIDAD Content_1

BMW, sin olvidar su tradición motorista de la isla, aprovechó el evento para montar una exposición de motos clásicas –y también su gama actual, cómo no-. Entre las clásicas se hallaban tres motos legendarias: la BMW RS 500 255 con compresor con la que el piloto alemán George Meier se impuso en el trazado de la isla hace 75 años, una SS de 1937 y una R 51 de 1939. Además expuso las BMW R 63 de 1929, una R750, una R 5 de 1936, un R 67 de 1951 y una BMW RS 54 de 1954.

Wolfgang Meier, el sobrino de Georg Meier, se encargó de dar una vuelta de honor con la mítica RS 500, una máquina única. Con una cilindrada de 492 centímetros cúbicos lograba desarrollar 60 CV a 7.000 rpm gracias a la sobrealimentación mecánica, un compresor. Y era capaz de alcanzar los 220 kmh. Meier logró la victoria en la Isla a una velocidad media de 143,723 km/h. Estamos hablando de 1939.

Georg Meier es un piloto conocido en Alemania, lógicamente, pero el segundo lugar del mundo donde más se le conoce, y se le honra, es en la Isla de Man. Es una leyenda por ser el primer piloto no británico que logró ganar un TT.

Curiosamente, en este año 2014 el norirlandés Michael Dunlop a bordo de una BMW S 1000 RR se impuso en el Senior TT de la Isla de Man, justo 75 años después que lo hiciera Georg Meier. Un bello homenaje.

Deja un comentario