PUBLICIDAD Billboard

BMW muestra los renovados C 650 Sport y C 650 GT 2016

En la marca de Munich han querido renovar y mejorar sus megascooters, ofreciendo acabados de mayor calidad, en plásticos y detalles, así como de equiparlos de serie con elementos que antes eran opcionales.

PUBLICIDAD Content_1

El C 650 Sport es el que más cambia externamente -incluso de denominación-, porque renueva prácticamente todos los plásticos visibles, ahora más atractivos, recibe un nuevo asiento con un nuevo tapizado, y la instrumentación recibe un nuevo fondo para el velocímetro. También exhibe nuevas decoraciones, como un naranja Valencia metalizado –sí, sí, Valencia-, un blanco y un negro metalizado.

De entre los cambios comunes a ambos modelos destaca la nueva transmisión final, en la que cambia desde el cárter externo hasta los engranajes y cadenas internos. La corona y los piñones son nuevos –no visibles-, así como todo el sistema CVT, el variador –rodillos más pesados-, el embrague –muelles más blandos- e incluso la relación final varía ligeramente, aumentando la velocidad máxima en 5 km/h. Este era uno de los puntos que necesitaba más cuidados.

Además el tarado de las suspensiones es mejor, intentando aunar confort y estabilidad, se ha instalado un nuevo embellecedor de manillar de mejores acabados y presencia, incorporan un nuevo silencioso de escape que simula ser doble y se ha revisado el accionamiento de los caballetes central y lateral, para facilitar su accionamiento –un 30% menos de fuerza-. Pero hay más, porque ahora se incorpora de serie el ABS y el ASC, que hasta ahora era opcional.

En cuanto al motor, el bicilíndrico en paralelo -4T, LC, 8V, DOHC, IE- de 60 CV de ambos modelos, sufre un ligero cambio en su mapeado para adaptarse a la normativa antipolución Euro 4, que entrará en vigor en enero de 2016.

Pero aún queda un detalle más, muy importante… El C 650 GT estrena un sistema de alerta de vehículo en ángulo muerto, el SVA, Side Vehicle Assist, siendo el primer vehículo de dos ruedas que equipa este gadget, ya común en los automóviles desde hace un tiempo. Se trata de un sistema dotado de dos sensores en cada uno de los laterales delanteros del scooter, y de un avisador luminoso –en forma de triángulo de alerta- en el brazo de ambos retrovisores. Avisa de vehículos a menos de 5 metros, circulando entre 25 y 80 km/h.

Deberemos esperar hasta el salón de Milán para verlos en directo.

Deja un comentario