PUBLICIDAD Billboard

Biaggi: “Se acabaron las motos… para siempre”

Ver la muerte de cerca ha cambiado mucho a Max Biaggi. El romano sabe que ha vuelto a nacer y quiere empezar una nueva vida. De entrada, adiós a las motos:

PUBLICIDAD Content_1

«Se acabaron las motos… para siempre. Ahora me dedicaré a la formación». Así de contundente se muestra Biaggi, cuya durísima experiencia le ha dejado una profunda huella: «Después del accidente desperté en el hospital y sentí un terrible dolor por todo el cuerpo», explica Max al semanario italiano “Chi”.

Sorprenden las declaraciones del ex campeón de 250 y SBK, ya que los comunicados hablaban de gravedad, aunque no se temía por su vida. Max dice lo contrario: «Oí la voz del doctor Giuseppe Cardillo decirme: ‘Biaggi, voy a serle honesto: tiene un 20% de posibilidades de sobrevivir. Vamos a operarle de inmediato’.

Tan cerca de morir estuvo, que Max vio la famosa luz previa a la muerte: «En ese momento se me apareció una luz: me vi a mí mismo cuando era un bebé, con mi madre Olga, que tenía un abrigo verde… Después, con mi padre Pietro y mi primera moto, mi primera patada a una pelota… En aquel momento quise detener ese viaje, porque sentí que se me estaba escapando la vida. Me dije: ‘¡no debe acabar aún!’».

El nuevo Biaggi se muestra muy agradecido a los que le han cuidado, en especial a la cantante Bianca Atzei: «A mi pareja le debo mucho», dijo Max. «Ha estado hasta 15 horas seguidas cuidándome. Las palabras no son suficientes, solo valen los gestos: no creo en el matrimonio, pero quiero tener un hijo con ella. De hecho, tal vez dos”.

Pero Max Biaggi va más allá y también agradece haber tenido una segunda oportunidad:

«La vida me ha dado una segunda oportunidad y debo hacer todo lo posible para agradecérselo».

 

Deja un comentario