PUBLICIDAD Billboard

¡Por el poder de Motardskull, yo te freno!

Pero… ¿En qué estaba pensando este chico? Hemos visto el vídeo en repetidas ocasiones porque no acabamos de entender su reacción.

PUBLICIDAD Content_1

De verdad, este es uno de los accidentes de moto más extraños que hemos visto últimamente.

De hecho… Hasta nos ha recordado a aquellos maravillosos años en los que aún íbamos en bici con ruedecitas, o triciclo. En vez darle al freno, sacábamos nuestros pies haciendo toda la fuerza que podíamos contra el suelo, para evitar chocar contra lo que fuera que teníamos delante.

¡Vamos! Como si fuésemos Grayskull y pudiésemos frenar la bici, moto en este caso, así porque sí, solo gracias a nuestra fuerza.

Pues bien, en este caso, al motorista casi que solo le falta cerrar los ojos esperando que así desaparezca el vehículo de delante (el que graba las imágenes).

Seguramente, habrá algo que se nos pasa por alto, porque es raro, raro, raro

Deja un comentario