PUBLICIDAD Billboard

A grito pelado

En los dos últimos años, la mayoría de pilotos del mundial han optado por utilizar el sistema de comunicación personal entre piloto y mochilero activado por el sistema bluetooth que vincula auricular y micrófono del casco del piloto con el de su asistente y también el de algunos de los miembros del equipo. De esta manera se evitaban gritos y, de paso, que algunos rivales se enteraran de algunos posibles problemas o de la estrategia a utilizar.

PUBLICIDAD Content_1

Pero en la prueba del Mundial de Trial que se celebra en el circuito de Motegi (Japón) los próximos 31 de mayo y 1 de junio, esto no podrá ser así, según ha anunciado la CTR (Comisión de Trial de la FIM). La razón esgrimida es que la particular ley japonesa sobre comunicaciones obliga a quien ejecute comunicaciones de radio (aunque sea la comunicación bluetooth que llevan en el casco los pilotos), a rellenar un formulario con anticipación y tener el título de comunicaciones. Los sistemas utilizados en otros países no tienen autorización en el país nipón, ni siquiera el alquiler de radios locales ni tan solo la comunicación por radio de forma amateur. La FIM también ha advertido que las comunicaciones por radio estarán controladas en todo momento en la carrera y si alguien transgrede la norma será debidamente multado por la CTR de la FIM con 500 dólares y la exclusión de la prueba.

La comunicación, pues, entre pilotos y mochileros volverá a ser a gritos, como hasta hace poco…

Deja un comentario